LIPOSUCCIÓN

La liposucción es una técnica popular de contorno corporal que permite a nuestros médicos eliminar con precisión pequeñas cantidades de exceso de grasa. Realizamos liposucción porque esta técnica minimiza las complicaciones y molestias. Antes de operar, el cirujano inyecta una solución que contiene epinefrina y lidocaína en el área que se está tratando. Esta solución minimiza las molestias y constriñe los vasos sanguíneos para controlar el sangrado quirúrgico. Luego, el médico inserta un tubo de succión a través de incisiones discretamente colocadas, utilizándolo para romper y eliminar los depósitos de grasa junto con la solución.

Cirugía de liposucción

La recuperación de la liposucción varía ampliamente dependiendo de la cantidad de grasa que se extrae. Algunos pacientes vuelven a la normalidad después de solo unos días, mientras que otros necesitan unas semanas para sentirse completamente recuperados. Casi todos los pacientes pueden regresar al trabajo y a otras actividades normales en una semana sin molestias indebidas. Es una buena idea que los pacientes usen una prenda de compresión durante unas semanas después de la cirugía. La piel puede verse o sentirse suelta en el área tratada hasta seis meses después de la cirugía, pero con el tiempo se contraerá para adaptarse mejor a la nueva forma del cuerpo.

Aunque es muy popular por sí sola para el contorno corporal, la liposucción también es útil en muchas otras aplicaciones. Sirviendo a Miami, Fort Lauderdale y las comunidades circundantes, nuestros médicos hacen uso de la liposucción en el aumento de senos, abdominoplastia y levantamiento total de cuerpo, así como en procedimientos localizados de levantamiento de muslos y glúteos.