También conocida como Melisa, el toronjil tiene un sin número de beneficios para el ser humano.Uno de los principales consiste en ayudar a conciliar el sueño. Si usted es una de esas personas que padece de insomnio, puede que una taza de té con esta planta lo ayude a descansar en las noches, por su efecto sedante. Por esa razón se la usa en varios tratamientos.

En las palpitaciones de origen nervioso, por ejemplo, la melisa tiene la propiedad de tranquilizar el músculo cardíaco y restablecer el ritmo normal del corazón. A esta planta medicinal se la encuentra con mucha facilidad en los mercados de la ciudad.

También se la puede cultivar en jardines pequeños, ya que alcanza una altura que va entre los 30 y 70 centímetros. Se la distingue porque tiene flores amarillentas,así como de color blanco.

El toronjil también ayuda a superar resfríos y gripes, ya que posee un efecto antivirus, gracias a los polifenoles y taninos. Basta tomar una infusión caliente para lograr una mejoría. Se recomienda beberlo en la noche.

Esta planta medicinal contiene además vitaminas antioxidantes y selenio, que fortalecen el sistema inmune. Otro de los beneficios de la melisa es que ayuda a la digestión. Las infusiones después de las comidas ayudan a digerir mejor los alimentos. Es por eso que las abuelitas también la utilizan para calmar retortijones y cólicos intestinales.

Al toronjil también se lo recomienda para mermar los vómitos, los molestosos gases, que por lo general, producen hinchazón estomacal. Una infusión de esta planta también ayuda a combatir los dolores de cabeza, por sus propiedades analgésicas que se derivan de los ácidos ursólico, clorogénico y cafeico, así como del timol y el eugenol.

Redacción Tendencias (I)